Skip to content
06/10/2009 / José Luis (@iusufr)

La Pax Hispanicae


Termina aquí nuestro decennium auerum. Con él también se acaba la pax. Es la crisis, que todo lo abarca y todo lo acelera: sin plata, amigos, no hay concertación social.

Las bulas, los privilegios, las prebendas a uno y otro lado de la bancada… cuando el talonario público flaquea, tiemblan las fronteras, saltan los silencios y enloquece el gallinero. Comprobamos, dos milenos después, que ningún imperio se defiende subcontratando a bárbaros.

Se vende. Luminoso, diecisiete dormitorios, cocina americana y primera línea de batalla. Búnker y hora de siesta negociables. Es lo que tienen las almas cándidas: que jamás les avisa nadie y siempre encuentran taifas a las que culpar. “La felicidad es una opción de compra, nunca un estado de ánimo” (Manifiesto Maddofiano, capítulo 1, versículo 3).

Cría cuervos. Desclasados, patronos y otras señorías cruzan el río. El campo se torna claro para el enfrentamiento (aunque, realmente, hace tiempo que lo está). El viento corre y la nadería y el ninguneo arrecian en el foro. Dos para ti y tres para mí. He aquí la cuadratura del Estado, el éxito de su recurrente multiplicidad. Sobraron escrúpulos para no decirlo a voces, a pecho descubierto. Ahora, como castigo, que inventen otro Tránsito y otro misterio nacional.

Consejos, Asambleas, Institutos, Juntas, Consorcios, Parlamentos, Plataformas, Círculos, Mesas, Cámaras, Comités, Uniones… La cuenta, por favor. Dos y tres (y uno, a veces). La misma suma, no falla. Tenemos tantas voces en contra, tantas críticas, tantas palabras ciertas, tantas movilizaciones, tantos discursos elevados como científicos trabajan en http://www.hispania.sigloxxi.es/ –con permiso de los intelectuales-.

Los tribunos conjuran a sus penates. O tempora, o mores! Se creyeron a pies juntillas al fénix de los ingenios (hablémosle en necio -al vulgo-). Stock options e hipotecas. Baja impuestos y reparte ayudas pero la factura sin IVA, please; el “seguro”, póngamelo ustedes privado (bien sûr) ¡Luego llaman manirrotas a las Cajas!

Da MIEDO leer. Ceteris paribus. Llega la crisis, la de siempre -para qué engañarnos- y la augusta Pax Hispanicae se derrumba. Hasta los chimpancés afilan sus piedras antes de lanzarlas a los curiosos (Furuvik, Suecia). Gran ejemplo de genética compartida y de que el descubrimiento del fuego fue sólo un accidente, un error de cálculo.

Días de marzo. El sueño de la razón produce monstruos: es el triunfo de la política de pelo medio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: